Soy una acompañante de aquellos que decidan mirar su vida desde el miedo y la humildad para poder responsabilizarse de qué es lo que quieren.

Hola, mi nombre es Brenda Giselle Lodola, nací en 1982 en Buenos Aires, Argentina. Mi camino y mi búsqueda personal hicieron que en la actualidad resida en Valencia, España.

La espiritualidad y la terapia me han acompañado a lo largo del camino.
El arte, la pintura y la literatura han sido un refugio donde sentirme comprendida. He sentido la necesidad de buscar en mi vida el significado de mi existencia y de encontrar mi propósito. Y esta búsqueda hizo que con tan solo 19 años decidiera viajar a España con mi novio.

Al llegar a España, todo cambió, mi zona de confort desapareció, la realidad con la que me encontré fue muy dura de asimilar. La migración lleva consigo un quiebre con tu esencia y con tu lugar en el mundo. Pude ver, entender y valorar todo aquello que había dejado atrás, lo cotidiano había desaparecido, en ese momento toda mi vida se fragmentó. Nadie sabía quién era, ni mis valores, ni mi historia; me encontraba en una sociedad en la cual yo no los entendía ni ellos a mí. Me sentí desnuda, lloraba y lloraba día tras día anhelando todo lo que había dejado atrás.

La inexperiencia nos llevó a mi pareja y a mí, a estar sobreviviendo a aquello que nos encontrábamos, sin sitio ni lugar donde sentirnos seguros.

Esta vivencia nos cambió a los dos, nuestros caminos se fueron alejando hasta tener prioridades y búsquedas completamente diferentes. Después de 5 años de intentarlo él decidió volver, y yo decidí que mi camino aún estaba aquí.

Estos fueron años en los que vagué sin rumbo. Me dejé ser llevada por la vida, donde esta quisiera, dejando que ella decidiera por mí y olvidando mi fuerza. Olvidándome de quién era.

Toqué fondo.

Al final de ese periodo, mi abuela enfermó, me tocó volver después de 6 años de haberme ido de mi tierra. Ver lo que había dejado, lo que me había perdido, ver las elecciones que había tomado. Con su muerte todo cambió. Al regresar a España me  planteé ¿que estaba haciendo con mi vida?, ¿dónde quería estar? y ¿quién era? Muchas preguntas…

Fue como despertar de un sueño en el que no sabía qué hacer, ni por dónde empezar.

Comencé terapia, a ahondar y a redescubrir mi  espiritualidad, la vida me trajo una nueva oportunidad: el auto-conocimiento.

Pude enfrentarme a mi propia sombra. Ver, descubrir y responsabilizarme de aquello que hasta el momento sentía que me había sido impuesto. Dejar de sentirme víctima de los hechos y a tomar las decisiones que había estado evitando durante varios años, en definitiva, dejar de comportarme como una niña enfadada y ser la adulta que decide hacia donde quiere ir, con lo bueno o lo malo que venga con ello.

Comencé la formación de Terapia Gestalt, donde pude vivenciar y descubrir cuáles eran mis recursos. Descubrir lo anticuado de mis auto conceptos y actualizarlos. Me permití viajar a los lugares de mayor oscuridad que había dentro de mi ser.

Pude entender que este camino que empezó siendo una búsqueda de respuestas y de recursos para salir de esa depresión hoy es mi filosofía de vida.

Descubrí que mi pasión y mi lugar es poder ayudar a otros a entenderse, a conectar con ellos y descubrir que herramientas necesitan para poder vivir una vida más en paz y en armonía, siendo ellos quienes decidan el rumbo que emprenden y no la vida la que les marqué los tiempos.

«Este es un viaje colectivo y a la vez individual, donde las respuestas están en nuestro interior»

Desde entonces no paro de buscar, leer y estudiar, seguir en una búsqueda constante para poder entender, entenderme y poder acompañar a aquellos que se decidan a emprender este viaje de autoconocimiento.

Hoy puedo decir que mis decisiones no han sido casuales y que la vida me trajo a donde tengo que estar. Estoy en paz.

“Cada día agradezco a la vida, la gran maestra, por todo lo vivido en el pasado, no ha sido fácil, pero me ha nutrido de mucho aprendizaje.”

mail

hola@brendalodola.com

Movil

(+34) 617 99 99 60

sigueme